domingo, 18 de marzo de 2007

Rugidos, mascletás y tradiciones

Otra vuelta de tuerca a esta insípida Liga donde cualquiera pierde con cualquier otro y donde la calidad brilla por su ausencia. A pesar de lo que la prensa de Madrid nos venda a base de portadas sensacionalistas, la realidad es que por la parte de arriba nos hemos quedado sin Liga demasiado pronto. Tan solo ha habido que esperar a que el Barça cayera en Champions. El equipo culé sin más compromisos que los partidos dominicales (la Copa es un torneo menor para los intereses blaugranas...) y con la plantilla completa y recuperada al 100%, se va a pasear por los verdes patrios de aquí a junio. El Sevilla va aflojando el ritmo, y el Valencia de Quique apuesta decididamente por la Champions (duro hueso van a encontrar con los ricos de Chelsea...). El Madrid...qué decir del Madrid! Se mantienen vivos (de momento) pero bien harían en preparar el próximo ejercicio liguero y arreglar el entuerto que su presidente y acólitos han instaurado en el club de Chamartín...
Por abajo la cosa está revuelta. Los deshauciados creen que tienen posibilidades; los que las tienen, como el Athletic, no creen en si mismos; y el ramillete de candidatos al descenso cada vez tiene menos flores. Repasemos lo acontecido...
El sábado varios partidos, algunos de ellos determinantes en el devenir de la Liga. El Barça, después de entregar la Champions por la terquedad e incapacidad del gestor de ébano se paseó por el feudo del decano (0-4) y reencontró a Eto'o y su poder goleador (dos rugidos del africano). Messi sigue iluminado por la estrella de los cracks e incluso Zambrotta se permitió el lujo de dejar una virguería a modo de vaselina sensacional. El campeón lo volveá a ser...
El Mallorca de Manzano le dió un baño táctico al Betis del maxote (2-0), que no termina de salir del pozo, y que tiene a media Sevilla preocupada en las vísperas de la Semana Santa. El Valencia de Quique, adelantó la 'mascletá', y cayó derrotado con estrépito (0-2) ante el Racing, que tras la pérdida de fuelle del Decano se está convirtiendo en la sensación de la Liga (tal y como vaticinamos en septiembre). Los goles de Munitis y Oriol acercan a los cántabros a Europa.
En La Catedral del fútbol, en noche de infausto recuerdo que pude presenciar en directo, se pudieron constatar tres cosas: Primera cuestión, el Athletic Club, tras 108 años de gloriosa existencia, perderá (tan solo el azar y el infortunio de otros puede impedirlo...) la categoría este año. Segundo punto, actualmente es el peor equipo de los veinte, con un nivel de juego (por llamarlo de alguna manera...) inferior a los dos deshauciados. Y por último, la afición de San Mamés (hablo de todos aquellos que vemos el futbol y lo entendemos) ya asume que no hay más de lo que se ve (el vacío, la desesperación, la impotencia, la estupidez...), que la tradición histórica movida por el orgullo de un pueblo, el vizcaíno, está a punto de marchitarse para siempre. El modelo se ha agotado, no valen escusas, ni desviar la mirada hacia otro lado. Habrá que replantear muchas cosas (independientemente del desenlace final). Resultado contundente (0-3), con Osasuna sin jugar y chutando tres veces a puerta. Resumiendo, el Athletic (a pesar de lo que algunos deseemos) no merece seguir entre los grandes.
Ayer domingo, el Madrid venció sin pena ni gloria al Nástic (2-0), que ve frenado su intento de remontada. Robinho dio aire a un equipo merengue que se aferra a la estela que deja el Barça pero que claramente deberá esperar al menos otra temporada para asaltar el cetro liguero.

El otro perseguidor, el Sevilla del visionario Mochi, doblegó no sin esfuerzo al Celta (2-0) en partido que les afianza como alternativa al título. Kanouté y Kerzhakov en el descuento sentenciaron al equipo celeste, que no termina de arrancar, y queda permanentemente en el abismo.
El resto de la jornada se cerró con la victoria del Zaragoza sobre el Atlético de madrid (1-0) con otro gol de Milito. Triste equipo el colchonero que puede verse fuera de europa si se desacuida más de la cuenta (Recre y Racing le siguen los pasos). El Depor de caparrós venció por la mínima al Getafe de Bernardo (1-0) que esta vez no contó con loas goles de Güiza. Barragán sacó de la chistera su magia y dejó los puntos en Riazor.
Los otros dos partidos acabaron en tablas: Villarreal Vs Real Sociedad (1-1), con el equipo 'txuri urdin' mostrando una clara mejoría de juego y resultados; Espanyol Vs Levante (1-1) en un deplorable encuentro.
Resumiendo, otra jornada que echa el telón, y dos frentes abiertos: por arriba Barça y Sevilla pelean por el título, mientras que por abajo hay tortas (y más que habrá) por salir del pozo....
Veremos.

2 comentarios:

iker dijo...

El final de la travesía del sentimiento ancestral, racial y cuasiarcaico llega a sus últimos resuellos.
La Liga se torna monótona
Hay que hacer un blog de Fórmula 1 y de tenis.
El Nano sacó petróleo del coche, la amenaza viene de los Fiordos, pero nos divertiremos cuando mejoren el McLaren y Don Pelayo se ponga a rebufo del hierático finés, las excursiones al pasto incrementarán su frecuencia,... .

Anónimo dijo...

Respecto al Athletic, en cuanto al resto no tengo nada que objetar) pienso que debido al drama del año pasado, este año la afición lo tiene asumido de tal manera que el descenso se ha contagiado Equipo - Afición y Afición - Equipo.
Pienso que la situación tiene un final parece que ya escrito y que podría todavía solucionarse cambiando todos esta mentalidad tan derrotista.
Eso sí no se hasta cuando... quiza si no es este sea el que viene...
He dicho.
Raúl